Archivo de la etiqueta: consultoria_artesana

Un compromiso que merece la pena

Every_is_Hard_Before_Easy_ReducidoComo habréis podido comprobar, hace algunas semanas decidí paralizar la publicación en el blog debido a que he tenido querido dedicar más atención a ciertos proyectos que requerían más foco relacionados con mi actividad como consultor artesano en efectividad. No obstante, esto no quiere decir que haya dejado de escribir ya que la semana pasada publiqué un artículo en Sintetia, gracias al ofrecimiento de Javier García, que puedes leer aquí.

Es un hecho que conseguir resultados depende, principalmente, de dos cosas: enfoque y compromiso. No es posible enfocarse en todo ni comprometerse con todo. Como consecuencia de ello, hay que asumir y ser consciente de que hay que dejar cosas sin hacer. No queda otra. Lo importante es sentirte bien sabiendo que es lo que dejas sin hacer porque en ese momento es lo correcto.

Han sido unas semanas de trabajo muy intenso y, también, de muchas emociones y sensaciones que me han ayudado prepararme para próximos retos. Me gustaría compartir aquí algunos aprendizajes obtenidos de las experiencias vividas en estas semanas.

Los resultados llegan si los trabajas

Las cosas se consiguen a base de trabajo y esfuerzo. No lo digo yo, lo dicen los mejores como bien sabe Francisco Alcaide. Si quieres acercarte a tus objetivos tienes que ponerte a trabajar en serio en ellos. No valen medias tintas.Si trabajas podrás conseguirlos.Si no lo haces, seguro que no los conseguirás.Simple.

Constancia y previsión

La constancia y la previsión son claves para conseguir resultados. Es más efectivo un esfuerzo sostenido y sostenible en el tiempo que dejar para el final las cosas y tener que hacerlas peor debido a la presión, al cansancio y a la falta de claridad para pensar. Si quieres profundizar sobre ello te recomiendo el artículo de José Miguel Bolívar donde escribe sobre las Micro Acciones Sostenidas y Sostenibles.

La experiencia es un grado

Si quieres mejorar y avanzar firmemente busca ayuda en gente que ya ha pasado por experiencias similares. Escucha, atiende y trabaja: no se trata de reinventar la rueda cuando algo funciona. Ser receptivo a los consejos es una potente herramienta.

Facilitar talleres no es impartir sabiduría

Una de mis mayores preocupaciones cuando trabajo en un cliente es la de resultar útil y ayudar a mejorar a los asistentes. Forma parte de mi propósito y es una sensación que siempre tengo cuando abordo un nuevo taller. Conseguirlo es posible si trabajo en ello estando presente en la sesión, transmitiendo conceptos de forma clara, comunicándome de manera adecuada y preocupándome por el aprendizaje de las personas. No se trata de llegar e impartir sabiduría como el mayor de los expertos frente a pobres ignorantes. Eso no funciona.

Puedes fallar

De hecho debes fallar. Lo importante es aprender y volver a intentarlo dejando a un lado las sensaciones y los pensamientos negativos que surjan. Eso si, es importante que cuanto antes falles, mejor. No dejes pasar el tiempo entre fallo y fallo, reflexiona lo necesario, toma conciencia, aprende lo que tengas que aprender y vuelve a la carga.

Las personas necesitan aprender a trabajar

En esta sociedad donde el trabajo del conocimiento es una realidad, muchas personas deben aprender a trabajar mejor. No es una crítica, es un hecho: ni el sistema educativo que sufrimos ni, posteriormente, las organizaciones ayudan a desarrollar las competencias necesarias en las personas para poder trabajar de manera efectiva y afrontar en mejores condiciones las situaciones a las que se tienen que enfrentar.

La potencia de la sinergia en la efectividad organizativa

Este punto da para un post en sí mismo. Muchos de los problemas de productividad de las organizaciones se resolverían mejorando la efectividad individual de las personas que la forman.

Las personas efectivas toman mejores decisiones, consiguen resultados de manera eficiente,  generan menos trabajo basura, provocan menos interrupciones y una larga serie de beneficios para el ecosistema de la organización. La ecuación es sencilla: personas efectivas dan lugar a organizaciones efectivas mientras que personas no efectivas dan lugar a organizaciones no efectivas. La clave son las personas.

Para terminar…

Quiero finalizar con una reflexión acerca de lo gratificante que resulta seguir comprobando que se puede ayudar a las personas a trabajar mejor gracias a la efectividad personal. Algo con tanta relevancia e impacto a nivel individual y social, implica un compromiso constante a quienes nos dedicamos a mejorar la efectividad centrándonos en las personas de manera genuina y artesana. Un compromiso con el aprendizaje, la práctica, la innovación, con el esfuerzo sostenido y con hacer las cosas cada vez mejor. Un compromiso por el que merece la pena seguir trabajando con, cada vez, mayor intensidad y enfoque.

Un fin de semana muy productivo…

Boy, dressed in vintage coat and hat, sitting in a trainEn unas horas estaré en el tren de camino a las III Jornadas de Innovación OPTIMALAB, las cuales tendrán lugar, esta vez, en Elche y que han contando con la coordinación y organización de Silvestre Segarra y Cruz Guijarro.

Como en las anteriores ediciones, prometen ser unas sesiones de trabajo muy intensas y sin duda muy productivas (aquí no funciona eso de en casa de herrero cuchillo de palo…). Es cierto que el listón que dejaron las II Jornadas celebradas en Diciembre está muy, pero que muy alto… y eso motiva y emociona más aún.

En Elche nos reuniremos durante el fin de semana todos los miembros de la Comunidad de Práctica OPTIMALAB (José Miguel, Paz, Antonio José, Jesús, Cruz, Silvestre, Jero, Quique y un servidor). Serán las primeras jornadas presenciales de la CoP para Jero (ya que las últimas las vivió desde el “plasma” ) y para Quique, lo que las hace también especiales por ello.

Además contaremos con la participación de Juanjo Brizuela (puedes conocer con más detalle a Juanjo aquí y aquí) para tratar un tema muy relevante y que será determinante en los modelos de redes productivas del presente y del futuro: cómo interactúan el branding personal de los nodos con el branding de su red para conseguir aquello que menciona el maestro Eugenio Moliní de que “la red es la única configuración en la que es posible brillar con luz propia al mismo tiempo que otros también lo hacen“.

También espero que se confirme alguna sorpresa “fuera del guión”, de la que no voy a hacer spoiler y que sin duda enriquecerá más aún el devenir de las jornadas. Ya os contaré en la crónica correspondiente cómo ha acabado esto 😉

Asistir a estas jornadas significa varias cosas para mí. A nivel personal, es todo un reto. Un reto de coordinación, un reto de planificación y un reto de esfuerzo por tratar de contribuir a ese brillo que comentaba antes. También es una oportunidad. Una oportunidad para seguir aprendiendo, ayudar, compartir y, sobretodo, disfrutar de la compañía de mis colegas artesanos.

Muchas veces suelo reprochar en mi casa que el exceso de expectativas es directamente proporcional al nivel de decepción potencial que puedes llevarte. Sin embargo, en este caso y basándome en la información útil y relevante de los anteriores encuentros (¿ves como voy aprendiendo Paz? 😉 ), no tengo ninguna duda en afirmar que mis expectativas quedarán muy por debajo del valor real de la experiencia que vamos a compartir. Y no porque mis expectativas sean bajas, sino porque este fin de semana, en Elche, se va a juntar mucho talento profesional y personal. Y eso, nunca defrauda.

 

OPTIMA LAB: compromiso con el cambio y la mejora de las organizaciones

Primeras Jornadas OPTIMALAB “Bienvenidos a las primeras Jornadas de Innovación en productividad personal y organizativa OPTIMA LAB”. Así  abría José Miguel Bolívar las que han sido unas de las sesiones de trabajo más inspiradoras y productivas a las que he asistido últimamente.

Y es que, a lo largo de los días 5 y 6 de septiembre tuve la oportunidad de compartir con el propio José Miguel, Paz Garde, Antonio José Masiá, Cruz Guijarro, Jesús Serrano y Silvestre Segarra ideas, visiones, realidades, experiencias y aprendizajes dentro de la Comunidad de Práctica OPTIMA LAB. Las instalaciones y el entorno- el Campus Infantes de Euroforum en El Escorial (Madrid)- donde tuvieron lugar ayudaron, sin duda, al estupendo y agradable desarrollo de las sesiones. Si tuviese que poner un “pero” sería la ausencia de Jerónimo Sánchez que se encontraba en México y no pudo asistir presencialmente, aunque estuvo presente en las redes sociales gracias al seguimiento en Twitter del evento con el hashtag #optimalab.

La CoP (Comunidad de Práctica) OPTIMA LAB surge como consecuencia de los intereses e inquietudes en compartir conocimientos y aprendizajes sobre la innovación en la productividad personal y organizativa. Esta iniciativa, nacida de las experiencias e inquietudes de José Miguel Bolívar como Consultor Artesano en Productividad e Innovación, ha ido madurando estos meses en numerosas sesiones de trabajo online y offline, constante interacción, comunicación directa y un profundo compromiso de todos y entre todos los componentes de la CoP. Ni de lejos podía imaginarme la cantidad de experiencias que hemos tenido y el gran ambiente en el que se han desarrollado.

jornadas_optimalabAsistentes a las I Jornadas de OPTIMA LAB en El Escorial. De izquierda a derecha: Silvestre Segarra, José Miguel Bolívar, Paz Garde, el que os escribe, Cruz Guijarro, Antonio José Masiá y Jesús Serrano

 

Si tuviese que responder a la pregunta (que seguro me haría Paz 😉 ) “¿qué te llevas de este encuentro?”, sin duda alguna se mezclarían los aspectos profesionales y personales. En lo profesional me llevo una mochila cargada de tesoros en forma de ideas, conceptos, sensaciones, proyectos y, sobre todo, motivación para continuar con esta experiencia. En lo personal, el haber compartido momentos, conversaciones y la compañía de estupendas personas, con enfoques enriquecedores.

Mi visión personal es que OPTIMA LAB es una gran oportunidad para que las personas y las organizaciones puedan mejorar aprendiendo a gestionar el cambio constante en el que están inmersas por la vía de la innovación en la productividad. Ya no estamos en un contexto en el que hay que hacer más cosas, sino hacerlas mejor y eso se traduce en dotar de significado, definición, perspectiva y sentido a lo que se hace. Es posible que la sociedad actual no esté preparada para afrontar estos cambios pero sin duda tendrá que estarlo y en OPTIMA LAB se trabaja con ese horizonte: se busca la innovación para la mejora de la productividad personal y organizativa con el objeto de ayudar a las personas y organizaciones. Porque en OPTIMA LAB somos consultores artesanos, adheridos a #redca, convencidos de sus valores  y  comprometidos con el cambio y la mejora de las organizaciones.

Cenando en Tandoori Station

Consultores Artesanos cenando en Tandoori Station

Me gustaría dar las gracias a Jose Miguel y Paz por la inmejorable organización de las jornadas (reserva en Tandoori incluída); a Cruz, Silvestre, Antonio José y Jesús por haber realizado el esfuerzo de desplazarse y, por supuesto, a Jero pues días antes me ayudó con un feedback muy interesante sobre la que sería mi exposición en las jornadas. Agradecer a todos en general por haber compartido estos meses de trabajo, esfuerzo, ejercicios de consentimiento integrativo, comunicación directa y buenos momentos.

OPTIMA LAB no ha hecho más que empezar, queda mucho por hacer y mucho camino por recorrer, pero nace en el momento adecuado. Y dado que la innovación no se improvisa sino que hay que trabajarla, ahora toca seguir trabajando. Eso sí, de manera productiva. 😉

El porqué de mi adhesión a #redca

Logo de la red de consultoría artesana

Desde hace tiempo vengo sintiendo que es necesario hacer las cosas de otra manera. Que muchas de las situaciones y problemas a los que nos tenemos que enfrentar tienen que ser abordados desde una perspectiva más personal, humanista y volviendo a poner al individuo en el centro de todo (que no es lo mismo que ponerle todo al pobre individuo). Hay mucho conocimiento y capacidad ahí fuera, y ya no tiene sentido acapararlo sino que hay que ayudar a que se desarrolle y crezca.

Porque creo en las personas más que en las organizaciones.

Porque creo que los modelos presencialistas y de control en las organizaciones están acabados.

Porque creo en la red como nuevo, y necesario, modelo de trabajo.

Porque creo en que es posible disfrutar con tu trabajo, divertirte y aprender de ello, cometiendo errores y experimentando.

Porque creo en ayudar a los clientes de una manera sincera, identificando a la persona que tiene la necesidad y no solo a la organización que tiene el presupuesto.

Porque me gustaría formar parte del cambio necesario.

Porque me gustaría aprender de manera constante y ayudar a aprender de manera infinita.

Porque me gustaría relacionarme con personas que formen parte de mi desarrollo y yo del suyo.

Porque me gustaría seguir compartiendo y aprendiendo de la inspiración de otros, de gente como Alfonso Alcántara, Jose Miguel Bolivar, Julen Iturbe, Amalio Rey, Antonio José Masia, Paz Garde y otras tantas personas que comparten los valores y principios artesanos

En definitiva, porque creo en una nueva manera de ayudar al desarrollo social, de las organizaciones y de las personas, y porque me gustaría formar parte de ello. Por eso, creo en la Red de Consultoría Artesana. Por eso, me he adherido a #redca.