Archivo de la etiqueta: Personal

Un compromiso que merece la pena

Every_is_Hard_Before_Easy_ReducidoComo habréis podido comprobar, hace algunas semanas decidí paralizar la publicación en el blog debido a que he tenido querido dedicar más atención a ciertos proyectos que requerían más foco relacionados con mi actividad como consultor artesano en efectividad. No obstante, esto no quiere decir que haya dejado de escribir ya que la semana pasada publiqué un artículo en Sintetia, gracias al ofrecimiento de Javier García, que puedes leer aquí.

Es un hecho que conseguir resultados depende, principalmente, de dos cosas: enfoque y compromiso. No es posible enfocarse en todo ni comprometerse con todo. Como consecuencia de ello, hay que asumir y ser consciente de que hay que dejar cosas sin hacer. No queda otra. Lo importante es sentirte bien sabiendo que es lo que dejas sin hacer porque en ese momento es lo correcto.

Han sido unas semanas de trabajo muy intenso y, también, de muchas emociones y sensaciones que me han ayudado prepararme para próximos retos. Me gustaría compartir aquí algunos aprendizajes obtenidos de las experiencias vividas en estas semanas.

Los resultados llegan si los trabajas

Las cosas se consiguen a base de trabajo y esfuerzo. No lo digo yo, lo dicen los mejores como bien sabe Francisco Alcaide. Si quieres acercarte a tus objetivos tienes que ponerte a trabajar en serio en ellos. No valen medias tintas.Si trabajas podrás conseguirlos.Si no lo haces, seguro que no los conseguirás.Simple.

Constancia y previsión

La constancia y la previsión son claves para conseguir resultados. Es más efectivo un esfuerzo sostenido y sostenible en el tiempo que dejar para el final las cosas y tener que hacerlas peor debido a la presión, al cansancio y a la falta de claridad para pensar. Si quieres profundizar sobre ello te recomiendo el artículo de José Miguel Bolívar donde escribe sobre las Micro Acciones Sostenidas y Sostenibles.

La experiencia es un grado

Si quieres mejorar y avanzar firmemente busca ayuda en gente que ya ha pasado por experiencias similares. Escucha, atiende y trabaja: no se trata de reinventar la rueda cuando algo funciona. Ser receptivo a los consejos es una potente herramienta.

Facilitar talleres no es impartir sabiduría

Una de mis mayores preocupaciones cuando trabajo en un cliente es la de resultar útil y ayudar a mejorar a los asistentes. Forma parte de mi propósito y es una sensación que siempre tengo cuando abordo un nuevo taller. Conseguirlo es posible si trabajo en ello estando presente en la sesión, transmitiendo conceptos de forma clara, comunicándome de manera adecuada y preocupándome por el aprendizaje de las personas. No se trata de llegar e impartir sabiduría como el mayor de los expertos frente a pobres ignorantes. Eso no funciona.

Puedes fallar

De hecho debes fallar. Lo importante es aprender y volver a intentarlo dejando a un lado las sensaciones y los pensamientos negativos que surjan. Eso si, es importante que cuanto antes falles, mejor. No dejes pasar el tiempo entre fallo y fallo, reflexiona lo necesario, toma conciencia, aprende lo que tengas que aprender y vuelve a la carga.

Las personas necesitan aprender a trabajar

En esta sociedad donde el trabajo del conocimiento es una realidad, muchas personas deben aprender a trabajar mejor. No es una crítica, es un hecho: ni el sistema educativo que sufrimos ni, posteriormente, las organizaciones ayudan a desarrollar las competencias necesarias en las personas para poder trabajar de manera efectiva y afrontar en mejores condiciones las situaciones a las que se tienen que enfrentar.

La potencia de la sinergia en la efectividad organizativa

Este punto da para un post en sí mismo. Muchos de los problemas de productividad de las organizaciones se resolverían mejorando la efectividad individual de las personas que la forman.

Las personas efectivas toman mejores decisiones, consiguen resultados de manera eficiente,  generan menos trabajo basura, provocan menos interrupciones y una larga serie de beneficios para el ecosistema de la organización. La ecuación es sencilla: personas efectivas dan lugar a organizaciones efectivas mientras que personas no efectivas dan lugar a organizaciones no efectivas. La clave son las personas.

Para terminar…

Quiero finalizar con una reflexión acerca de lo gratificante que resulta seguir comprobando que se puede ayudar a las personas a trabajar mejor gracias a la efectividad personal. Algo con tanta relevancia e impacto a nivel individual y social, implica un compromiso constante a quienes nos dedicamos a mejorar la efectividad centrándonos en las personas de manera genuina y artesana. Un compromiso con el aprendizaje, la práctica, la innovación, con el esfuerzo sostenido y con hacer las cosas cada vez mejor. Un compromiso por el que merece la pena seguir trabajando con, cada vez, mayor intensidad y enfoque.

Gracias 2015. Gracias a todos.

Gracias 2015

Se acaba 2015 y comenzaremos un nuevo año en pocas horas. No sé si será por mi formación técnica, mi espíritu científico o simplemente por ser un poco friki, siempre que vamos a cambiar de año me acuerdo de que, en mayor o menor medida, la Tierra está (o debería estar) en el mismo sitio con respecto al Sol que hace 365 días. Esto me hace pensar que, en la vida hay ciclos, etapas y momentos que empiezan, acaban y dar lugar a otros ciclos nuevos.

No pretendo con este post hacer balance del año que termina. Los que me conocen saben que ha sido un año muy intenso, con muchas sorpresas que me han venido y otras que he dado, con decisiones que nunca pensé que podría tomar, con tensiones que he sabido manejar y con emociones que estoy aprendiendo a gestionar. Como intuirás, no me he aburrido 😉

Pero si que hay algo a lo que quería dedicar especial atención (si, atención y no tiempo, 😉 ) y es a la gente que he tenido el gusto de conocer y relacionarme, bien en persona o a través de las redes sociales, durante este año y que han significado algo particular para mi. El otro día escribía un tuit de esos que te salen al momento que decía: “las redes sociales son geniales, pero las personas son la caña“. Seguro que no están todas las personas que deberían estar, pero quería dedicar este pedacito de mi blog a esas personas con algo especial para mí en este 2015 que se va y que, espero, sigan acompañándome en el 2016:

  • Eva Collado (@evacolladoduran): aunque aún no nos hemos desvirtualizado (ambos tenemos el compromiso de hacerlo pronto 😉 ) es de esas personas con las que puedes hablar y conversar en las redes como si estuvieses en el salón de tu casa: cercanía, amabilidad, conocimiento, entusiasmo,… Gracias Eva por enseñarnos que somos la huella que dejamos y que cada uno somos nuestra marca.
  • Francisco Alcaide (@falcaide): uno de los referentes para mis próximas aventuras: motivación, desarrollo, responsabilidad, madurez,… Las cosas claras: todo lo que seas capaz de hacer o de no hacer, está en tus manos. Gracias Francisco por ayudarnos a aprender de los mejores.
  • Merce Roura (@merceroura): siento una conexión muy especial con lo que escribe Merce. El primer post que leí de Merce fue “Un mundo de frikis”, que me llegó gracias a José Miguel Bolívar, y desde entonces no he faltado a cada una de sus citas. Gracias Merce, seguiremos disfrutando de la imprudencia de tus palabras.
  • José Iribas (@jiribas): con José he tenido un entendimiento muy especial desde el primer día que hablamos. La educación para mi, con tres niños pequeños, es una de mis áreas de responsabilidad clave. Haberme encontrado en el camino con una persona de la experiencia y calidad humana como él ha sido un auténtico regalo este año. Gracias José por ofrecernos esos tres minutos para reflexionar semana tras semana.
  • Alfonso Alcántara (@yoriento): ¿quien no conoce a Alfonso Alcántara si vive en el mundo del 2.0?. Alfonso tiene ese puntito provocador que me gusta ( y necesito) para iniciar conversaciones en Twitter. Un crack que ya leía de antes pero que durante este año 2015 me ha acompañado más intensamente con sus post u tuits . Gracias Alfonso por darnos claves para ser superprofesionales.
  • David Criado (@vorpalina): reconozco que, ya a final de este año, la charla de David en @TEDx AlcarriaSt me cautivó. Desde entonces ha sido uno de mis grandes descubrimientos, un icerberg del que sólo conozco la superficie… pero tengo todo 2016 para descubrir mucho más 😉 . Gracias David.
  • Alfonso Romay (@alfonsoromay): unos cuantos debates económicos, políticos y sobre organizaciones hemos tenido en Twitter. Siempre entretenidos, cordiales, críticos y, por supuesto, extraordinarios. Seguiremos en 2016. Gracias Alfonso.
  • Javier García (@javiCIES): y personalizo en Javier a todo el equipo de Sintetia (@sintetia). Una de mis grandes fuentes de información, conocimiento y aprendizaje gracias a la cantidad y calidad del contenido que publican: economía, innovación, estrategia, finanzas,… Gracias a todos.
  • Andrés Ortega (@ander73): uno de los referentes en recursos humanos que no hay que perderse, con el enfoque que precisamente comparto: personas y organizaciones. Algunos de sus post son para reflexionar tranquilamente sobre ambos conceptos, cómo están unidos de manera inseparable y cómo funciona su simbiosis. Gracias Andrés, espero también desvirtualizarnos pronto
  • Santi García (@Santi_Garcia): también gracias a la referencia de mi amigo José Miguel Bolívar di con Santi y su libro “El Ocaso de empleo“. Desde entonces, sigo sus publicaciones con las que aprendo constantemente y que me inspiran a escribir en ocasiones. Gracias Santi.
  • Víctor Martín (@vmdeluxe): di con Victor a través del evento #socialmediacare que pude seguir en streaming desde Madrid. Reconozco que no he hablado con Víctor ni le conozco, pero, por mis valores, una persona que tiene la iniciativa de montar un evento así (es el evento que me hubiese gustado montar) merece mi atención. Gracias Víctor.
  • Belen Arcones (@belenarcones) y al equipo de IMF Bussines School que me brindó la oportunidad de participar en la presentación del libro “Productividad Personal – Aprender a liberarte el estrés con GTD” en las instalaciones del salón de actos de la Universidad Camino José Cela de Madrid. Para mi fue un momento muy especial de este 2015. Gracias BelénCarlos, José Luis, Laura, Alicia y Francisca.
  • Juan José Brizuela (@juanjobrizuela): conocí en persona a Juanjo en las III y IV Jornadas de Innovación OPTIMA LAB que organizamos en Elche y Madrid respectivamente, tuviendo la ocasión de trabajar con él. Gran persona y profesional artesano que sabe lo que hace y a quién le apasiona lo que hace. Llevo 15 años trabajando con clientes y conectamos en seguida en la manera de entender que un cliente es, ante todo, una persona con problemas y necesidades que quiere resolver y a quién hay que ayudar. Gracias Juanjo.
  • Y una mención especial, por supuesto, a José Miguel, Paz, Antonio José, Cruz, Jesús y Jerónimo por brindarme la oportunidad de participar en ese gran proyecto que es OPTIMA LAB y con el que vamos a ayudar a muchas personas y organizaciones. Gracias amig@s, tenéis el “marrón” de ser parte de mi presente y futuro 😉

El año 2016 será para mi un año de cambios, retos, aprendizajes y emociones, si cabe, más intenso que este 2015 que termina. Será el año de decir adiós a la zona de confort, el año de dejar de tener un pie dentro y otro fuera. He decidido crecer y 2016 será el año de ese crecimiento.

Ya para terminar, es habitual pedirle algo al nuevo año que comienza y ,además del tópico necesario de pedir y desear salud, sólo pido poder mirarme al espejo y decirme dentro de 365 días lo siguiente: “David, tío, lo has conseguido: has crecido. Bien hecho, buen trabajo y a por más”.

Sed felices y trabajad con efectividad por vuestros sueños. Yo ya he empezado.

¡Feliz y Próspero 2016!

 

La felicidad está en los valores

brujula que señala los valores principales como destinoLa vida es un estado permanente de toma de decisiones. A veces, esas decisiones las tomamos casi sin darnos cuenta y otras veces ocurre lo contrario: no nos damos cuenta de que tenemos que tomar determinadas decisiones.

En los últimos días he estado inmerso en un enriquecedor y puñetero proceso mental y emocional de análisis, reflexión y, finalmente, decisión. He pasado tiempo buscado técnicas que me ayudasen a tomar la decisión que debía tomar, he leído sobre aspectos emocionales e intelectuales sobre la mejor manera de tomar una decisión sintiéndome bien y he hablado con varias personas buscando información útil y relevante para el proceso.

Todo lo anterior, sin duda, me ha ayudado a caminar la senda obligatoria que tenemos que recorrer por nosotros mismos porque, al final, en la toma de decisiones hay soledad. Utilizando una metáfora con uno de mis deportes favoritos, el ciclismo, tomar una decisión importante es como subir un puerto de montaña: puedes contar con compañeros que te ayuden al inicio, puedes tener al público jadeándote y animándote, puedes tener delante de ti corredores que ya han recorrido el camino que te queda y los tienes de referencia,…, pero al final quien tiene que darle fuerte y con decisión a los pedales eres tú. La decisiones no las toma nadie por ti, ni te puedes escudar en alguien para tomar una decisión: las decisiones las tomas tú.

La ayuda, las referencias, los consejos y las experiencias propias pasadas pueden útiles como marco para tomar esas decisiones que son complicadas. Sin embargo, a mi lo que realmente me ha ayudado ha sido confrontar mis sensaciones con mis valores. Reflexionar sobre si lo que iba a decidir estaba alineado con mis valores ha sido clave para decidirme. En este caso concreto, dos valores: la honestidad y la coherencia conmigo mismo.

He aprendido que los valores son para mi la munición final, la última bala en la recámara. Si con todo lo que he podido hacer anteriormente no he tomado una decisión con la que me siento liberado, acudo a mis valores y me dejo fluir. ¿Qué sientes?. ¿Qué vives?. La cosa al final va de sensaciones, al menos en mi caso. Si tuviésemos que tomar decisiones únicamente por aspectos puramente objetivos creo que perderíamos parte de nuestra propia naturaleza emocional.

Además, todo es más complicado cuando decidir conlleva una rectificación posterior a una decisión tomada que afecta a más personas. Puede darse el caso de que determinados valores se vean confrontados. Por ejemplo, la honestidad con la lealtad, la responsabilidad conservadora contra el desarrollo, etc… En este caso, me ha sido útil identificar cada valor en una escala simple de más o menos peso.

¿Y qué queda al final?. Sensaciones enfrentadas, libertad, todo el proceso vivido, aprendizaje y felicidad. Si, felicidad. Porque cuando sientes que haces lo correcto, cuando decides ser fiel a tu valores, cuando decidas lo que decidas puedes mirar a la gente a la cara no te queda más remedio que sentir felicidad… aunque no tengas certeza de las consecuencias de tus decisiones. Porque no hay mejor herramienta que la felicidad para empezar a cincelar el futuro entre la incertidumbre.

Gracias a todos.

GTD: una ayuda para llegar donde quieres estar

goldfish jumping - improvement conceptHubo un tiempo en el que querías hacer todo. Creías que tenías que hacer todo.  Creencias. Eran tiempos de estrés. Sensación de angustia, de no llegar. Sin control ni enfoque. A veces faltaba el aliento. Se te escapaban cosas que no sabías. No podías seguir así.

Querías destacar. Triunfar. Sobresalir. Reconocimiento. O simplemente cumplir. Ser profesional. Daba igual. Querías hacer todo. Siempre todo. Llegar a todo. No podía haber otra manera.

Descubriste GTD. Buena pinta. Te hacia sentir incómod@, pero eso era buena señal: resultados diferentes requieren nuevas soluciones. Leíste. Practicaste. Te equivocabas y continuabas. Ensayo y error. Un aprendizaje. Y otro. Y otro. Cada paso era un avance. Por cada buen hábito que incluías, uno malo sacabas. Doble ganancia. Mejora constante. Los resultados llegaron.

Y al final, sin darte cuenta, lo hiciste tuyo. Requirió tiempo y esfuerzo, pero lo conseguiste. Eres la misma persona, pero actúas de otra manera: más efectiva y con más sentido.  Menos estrés. Ahora sabes que puedes hacer de todo, pero ni puedes ni tienes que hacer todo. Y es ahora cuando destacas, sobresales y triunfas. Porque triunfar es estar donde quieres estar.

Bienvenid@ al siglo XXI. ¡Así sí!

😉

Imagen del Big Bang

Sólo es el principio

Imagen del Big Bang

La vida es constante cambio y desgraciadamente nadie nos prepara para ello cuando somos pequeños (ni cuando somos mayores, así que nos tenemos que ponernos las pilas nosotros mismos). Este mundo actual, complejo, cambiante, competitivo y a veces irracional, puede llegar a sobrepasarnos en algún momento. ¿Me vas a decir que no has tenido esa sensación alguna vez?. No pasa nada, eres humano. ¿No?.

Yo he tenido la suerte, o mejor dicho he buscado de alguna manera la suerte, de encontrarme y conocer a grandes personas que me han ayudado a descubrir que hay otra manera de hacer las cosas, que hay herramientas y competencias extraordinarias que nos ayudan y son claves para el momento en el vivimos, a entenderlas, aplicarlas y aprender sobre ellas constantemente. Si tengo que agradecer especialmente a alguien todo ello es a mi “jefe de filas” de los domingos: gracias JM por descubrirme todo un mundo de posibilidades 😉

Realmente todo es mejora continua, todo es beta permanente. Ya no vale con conseguir algo y conformarnos con ello. Es algo que estoy entendiendo ahora, y cuesta asumirlo. No es un capricho, es una necesidad y aquel que no quiera verlo, sea organización o persona, lo tendrá muy dificil más pronto que tarde. Muchas cosas en los últimos años me han hecho ver, identificar e interiorizar la realidad del mundo en el que vivimos, tanto a nivel personal como profesional, y que tenemos que aprender constantemente para adaptarnos a él porque no sobrevive el más fuerte, ni el más inteligente ni el que tiene más recursos, sino quien es capaz de adaptarse más rápidamente a los nuevos entornos y circunstancias, y creo firmemente que nuestros entornos y circunstancias cada vez cambian con mayor rapidez, ¿tu no?.

Me aventuro a lanzar este es un blog para, de alguna manera, compartir y aprender sobre cómo podemos evolucionar para afrontar la nueva realidad en la que nos encontramos, eso que se conoce como la realidad del siglo XXI en la sociedad moderna donde ya no nos sirve aplicar técnicas, filosofías y aprendizajes del siglo pasado, y donde la formación tradicional ha demostrado ser un absoluto fracaso. Mi intención es compartir mis experiencias y aprendizajes, de modo que puedan ser de alguna manera útiles a quien las lea. Ese es en verdad mi objetivo: aprender y ayudar, ayudar aprendiendo y aprender ayudando. Al principio compartiré mis experiencias con el aprendizaje y aplicación de la metodología GTD, pues mucho de lo que soy ahora personal y profesionalmente se lo debo a ella, aunque es posible que incluya experiencias sobre otras técnicas y aprendizajes en los que ando inmerso. Sin embargo no me cierro para nada a dar la lata con otros temas, es más: amenazo con hacerlo. 😉

Este es un blog para aprender. Voy a disfrutar del camino. ¿Te subes al tren?…