Control y Perspectiva

El Blog de David Sánchez

Optima infinito

¿Sabes que eres profesional del conocimiento?

| tiempo de lectura 2:57'
profesional del conocimiento - bebe descubriendo tecnología

Es muy probable que aún no sepas que eres un profesional del conocimiento. Muchas personas no son conscientes de son de que la actividad profesional que desarrollan es poco o nada es evidente.

Todos tenemos una profesión, categoría laboral o estudios con los cuales nos identifican, pero en muy raras ocasiones ese título describe qué es lo que tenemos que hacer.

Por ejemplo, si eres comercial parece evidente que lo que tienes que hacer es vender. Pero, ¿qué es vender?. ¿Cuándo sabes que has «vendido»?. ¿Qué tienes que hacer para vender?. No siempre es evidente.

Hay profesiones en las que el trabajo es evidente en términos del qué hacer y el cómo hacerlo. Pero otras no. Si estás leyendo esto es muy posible que estés en el segundo caso.

Las profesiones en las cuales el trabajo es evidente suelen estar ligadas a actividades tradicionales muy cercanas a la producción industrial. En España la descapitalización industrial desde los años 80 ha sido progresiva por lo que este tipo de trabajos tiene cada vez menor masa crítica, con las consecuencias que ello tiene en términos de exportación.

Como contrapeso, la propia evolución social y tecnológica ha llevado a una transición hacia el sector servicios o sector terciario, donde buena parte de la actividad ya no es tan evidente como en la actividad industrial.

¿Cuales son las características del profesional del conocimiento?

Si tu trabajo reúne algunas de las siguientes características, puedes y debes considerarte profesional del conocimiento:

  • Tu trabajo no es evidente. Esto quiere decir que tienes que pensar para saber qué tienes que hacer y cómo conseguir tus resultados y objetivos.
  • Tu trabajo es impredecible. ¿Sabes que es lo que vas a estar haciendo, si o si, mañana a las 12:46AM en tu jornada laboral?. Si la respuesta no es un SI rotundo y además lo puedes describir en términos de acción física, entonces tu trabajo es impredecible.
  • Tienes más trabajo que tiempo. ¿Sabes exactamente el tiempo que vas a dedicar al trabajo que tienes que hacer hoy?. ¿Te vas a casa sabiendo que has hecho todo tu trabajo?. ¿Te quedan cosas por hacer?.
  • ¿En ocasiones, o siempre, te llevas trabajo a casa, o cosas de casa al trabajo, y afecta a tu rendimiento?. Generalmente en forma de problemas, preocupaciones, ….

Si te identificas con alguna de las situaciones anteriores, da igual la actividad en el que trabajes, los jefes que tengas o los clientes que gestiones: eres un profesional del conocimiento.

«Si quieres algo nuevo, tienes que dejar de hacer algo viejo». Peter Drucker

Como profesional del conocimiento, tendrás unas necesidades muy diferentes a las de un trabajador tradicional:

  • Necesitas definir tu trabajo: saber qué tienes que hacer, para qué tienes que hacerlo y cómo tienes que hacerlo. Nadie lo va a hacer por ti, y si crees que eso depende de tu empresa o tu jefe tienes un problema. Definir tu trabajo es parte de tu trabajo.
  • Dependes de tu autonomía para dar lo mejor de ti, en lo profesional y en lo personal. Es muy posible que seas completamente autónomo en las decisiones que debas tomar, pero se lo más eficiente posible en el porcentaje en el que lo seas.
  • Necesitas saber todo lo que tienes que hacer para poder elegir que es lo que vas a dejar sin hacer. Se trata de hacer mejor y no necesariamente más.
  • Para poder elegir de manera eficiente tienes que tener muy claro cuales son tus responsabilidades y los objetivos que has de alcanzar. Se trata de sustituir la urgencia por la perspectiva.
  • Tienes que gestionar conjuntamente tus aspectos profesionales y personales, ya que lo uno afecta a lo otro y viceversa.

Desgraciadamente, existen pocas iniciativas a nivel educativo o laboral que pongan de manifiesto la existencia de esta nueva realidad.

No me cabe duda de que el tiempo y las evidencias cambiarán eso.

Al igual que nos han educado para una forma de trabajar qué cada vez será más minoritaria en términos de competitividad, se impondrá un nuevo modelo educativo y competencial hacia las ya necesidades de nuestra realidad.

Pero mientras que eso llega, tú ya puedes hacer cosas para prepararte porque, aunque aún no lo sepas, ya eres profesional del conocimiento.

Comentarios

Esteban Magro avatar
Esteban Magro


David, me gusta tanto el post que se me queda corto el título. Yo iría un poco más allá y le llamaría "empresario" del conocimiento. Está casi dicho en el post. Eficiencia, autonomía, saber lo que tienes que hacer... y negocio, output con demanda, comprable. La salida al mercado también es tarea del profesional del conocimiento, al lugar y en la forma que monetice su conocimiento de la forma óptima, también, que la nómina o a la comisión también se pueden quedar cortas en la industria del conocimiento.
Y discrepo en la coletilla final. No, por favor, que no vengan a educarnos ni con ningún modelo competencial, ni iniciativas socio-laborales... Que nos dejen sólos, lo haremos nosotros, estiramos el conocimiento y nos lo aplicamos a la supervivencia y en paz.
Saludos.

 avatar


Hola Esteban,
lo cierto es que el concepto de profesional del conocimiento se puede aplicar a cualquier tipo de profesión en la cual la materia prima sea el conocimiento y su aplicación. Puede ser empresario o no. Puede ser relacionado con la salida al mercado o con un trabajo de backoffice. Eso es anecdótico. Por tanto, el término "profesional" o "trabajador", tal y como lo definio Peter Drucker es el más apropiado que he encontrado.
Respecto a la educación, yo si soy partidario de modelos eficientes y adaptados a las necesidades reales, que los hay. El que no se haga ahora y el que no se quiera/sepa hacer, no quiere decir que no haya modelos válidos. Tu mismo dices "nos lo aplicamos a la supervivencia" y eso no me gusta porque el conocimiento hay que aplicarlo al desarrollo, a la mejora, a tus intereses,..., en definitiva a algo más que a la supervivencia.
¡Muchas gracias por pasarte a comentar!
;-)

Todo el contenido de Control y Perspectiva, el Blog de David Sánchez, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2014-2020 David Sánchez - Algunos derechos reservados

Ir al contenido