Calendario de vacunación: cómo gestionarlo con GTD®

Hasta ahora no me había ocupado directamente del calendario de vacunación de mis hijos. Evitaré entrar en detalles de la situación, pero desde ayer esto ha cambiado. 😉

Así que en cuanto el asunto entró en mi «radar» lo capturé.

Puedes pensar que gestionar el calendario de vacunación usando GTD® es una tontería. Incluso que es algo de frikis.

Pero es todo lo contrario. La salud de los niños es lo más importante y quiero tener la tranquilidad de tener este asunto controlado.

Puedes estar pensando, ¿a qué clase de  madre o padre se le puede olvidar vacunar a sus hijos? 🙂

La verdad es podría pasarnos a cualquiera. Más aún si no utilizas un sistema fiable para gestionar todos sus compromisos.

Memoria privilegiada

Puede que seas de esas personas que creen tener una mente privilegiada y que se acuerdan de todo.

Bueno, está demostrado que el número de cosas que puede recordar la memoria es finito y mucho más pequeño de lo que crees. Puedes comprobarlo aquí, aquí o aquí.

También puedes pensar que tampoco es necesario que te acuerdes completamente de todo lo que tienes que hacer y que es suficiente acordarte de lo importante.

El problema va más allá del número de cosas que tienes que recordar o de la relevancia que tenga para ti, porque tu mente tampoco te recuerda con fiabilidad las cosas cuando debería hacerlo.

Tu cerebro es una chapuza. Así que evita fiarte de él para recordar lo que tienes que hacer aunque creas que tienes una memoria privilegiada.

Incluyendo el calendario de vacunación en tu sistema GTD®

El calendario de vacunación infantil es una serie de fechas donde se recomienda la vacunación de los niños frente a diferentes enfermedades. Esas fechas y periodos están referidas a su fecha de nacimiento.

Por ejemplo, a los 7 días de nacer se recomienda la vacunación contra determinada enfermedad, a los 4 meses contra otra,… Y así con diferentes tiempos y plazos hasta la adolescencia.

Gestionar el calendario de vacunación de los niños en GTD® es muy sencillo. Simplemente he incluido en mi calendario, en la fecha que corresponde, la siguiente información:

  • «Inicio vacunación  6 años para Alex. Pedir 2 huecos».
  • «Inicio vacunación  9 años para Sara. Pedir 2 huecos».
  • «Inicio vacunación  9 años para Alex. Pedir 2 huecos».
  • «Inicio vacunación 12 años para M.A. Pedir 3 huecos».
  • Etc,…

Organizar esta información en el calendario me va a permitir verla cuando tenga sentido. Ya no tengo que estar pendiente de que mi memoria me recuerde: «¡Ey, hay que vacunar a Sara!».

Además, aporta un plus de proactividad porque veré la información con suficiente antelación cuando haga mi Revisión Semanal. Así podremos comenzar las gestiones necesarias sin prisas.

Por ejemplo, podremos llamar con días de antelación al centro de salud para coger la cita que mejor se adapte a nuestras necesidades.

A pesar de que aún quedan algunos años para que que haga uso de esa información, ya la he incluido en el sistema. Hacerlo me garantiza tenerlo controlado, fuera de mi cabeza y me aporta tranquilidad, mucha tranquilidad.

Otro ejemplos similares que tengo en mi calendario son la fecha de caducidad del DNI, la del carnet de conducir, revisiones de ITV,…

Conclusión

Ya sabes que tu mente no ha evolucionado para recordarte todo lo que tienes que hacer. Menos aún en una sociedad VUCA como la actual.

Para evitar olvidos, estrés y situaciones poco deseables, aprende a utilizar un sistema que te permita gestionar tus recordatorios de forma fiable, tanto los personales como los profesionales, de modo que tengas controlado fuera de tu cabeza lo que tienes que hacer.

Ganarás tranquilidad, sensación de control y mejorarás muchos aspectos de tu vida.

Yo, desde ayer, ya he incluido el calendario de vacunación de los niños en mi sistema GTD®. Una preocupación menos.

Deja un comentario

Ir al contenido