Volver a los básicos

Muchas veces te sentirás atascado.

Como en un callejón sin salida.

Abrumado por la cantidad de cosas que tienes que hacer.

La ola te habrá pasado por encima y estarás dando vueltas, revolcado una y otra vez.

Puede que lleves demasiado con esa sensación, en esa situación.

La inercia te lleva. No sabes donde. Igual estás tan cansado que te dejas llevar, justificando tu situación con el entorno que te ha «tocado».

Puede que te sientas insatisfecho por cómo te organizas ahora.

O puede que te sientas incómodo por el papel que estás jugando en tu familia, en tu trabajo, en tu vida,…

Cuando llegues a cualquiera de estos puntos, recuerda que, siempre, los «básicos» están ahí.

Los básicos son aquellas pequeñas acciones, comportamientos y hábitos sobre los que puedes volver a construir.

Los tienes ahí, porque en su día los utilizaste y te serviste de ellos para empezar.

Ahora, igual debes volver a empezar.

Ya sabes por dónde. Recuerda los básicos. Ejecuta. Comienza de nuevo.

Deja un comentario

Ir al contenido