Archivo de la categoría: Crónicas

Collage de fotos miembros de OPTIMA LAB trabajando en virtual

XV Jornadas OPTIMA LAB: Lo que depende de nosotros

El «Manual» del filósofo estoico Epicteto, comienza haciendo referencia a que algunas cosas dependen de nosotros y otras no, y que lo correcto y nos hace felices —lo que yo traduciría como «ser personas efectivas»— es ocuparnos de lo que depende de nosotros.

Pues bien, eso es lo que hemos hecho en las XV Jornadas OPTIMA LAB: ocuparnos de lo que depende de nosotros.

En todas nuestras Jornadas lo hacemos pero, especialmente, en estas se presentaban obstáculos con los que nunca nos habíamos enfrentado y que, además, no dependían de nosotros.

Lo que no depende de nosotros

No dependía de nosotros que, como consecuencia de la situación derivada por la COVID-19, el estado de alarma decretado por el Gobierno de España impidiera que las Jornadas se celebrasen tal y como habíamos previsto.

Como en ocasiones anteriores, teníamos la intención de juntarnos en Madrid durante tres días para abordar asuntos relacionados con la estrategia, la táctica y la operativa de la red. 

Para ello, José Miguel había consolidado en Trello unas 50 tarjetas sobre las que trabajaríamos. Algunas las arrastrabamos desde las últimas Jornadas y otras las habíamos ido incorporando durante las semanas previas.

Con toda la logística preparada (billetes de avión, hotel, sala, breaks, cenas,…) por Paz, llegó la noticia: debíamos permanecer en casa, sin salir. ¿Qué hacíamos con las Jornadas?. 

A partir de aquí, lo siguiente ya dependía de nosotros.

Lo que depende de nosotros

Debíamos tomar una decisión: suspender las Jornadas o realizarlas en virtual. 

La decisión, aunque meditada, la tomamos ágilmente: ¿qué era lo que nos impedía, realmente, realizarlas en virtual?. Nada.

Así que las XV Jornadas OPTIMA LAB han sido las primeras Jornadas virtuales que hemos celebrado. Las primeras de otras que vendrán, sigamos con esta situación de excepcionalidad o no.

Porque nos hemos demostrado que en un entorno de exigencia donde se busca maximizar la efectividad, nuestra filosofía de trabajo ha respondido sin fricciones y de maravilla.

Es cierto que todos en OPTIMA LAB tenemos una amplia experiencia trabajando de forma virtual, descentralizada y efectiva. Llevamos años adaptando nuestros modelos operativos al entorno. 

Y toda ese proceso se ha desarrollado poco a poco —mediante mejora continua y digitalizando realmente nuestra actividad— sin necesidad para pasar de «cero a cien» en un par de días, tal y como ha ocurrido en muchas organizaciones. 

De hecho, uno de los temas que tratamos en las Jornadas fue —siguiendo nuestra coherencia con la artesanía que practicamos—  compartir de forma abierta nuestros modelos de trabajo, herramientas y aprendizajes escribiendo sobre ello en nuestros blogs, con la intención de ayudar a todas esas personas y organizaciones a las que les pueda servir de utilidad. Veremos cómo le damos forma.

Tenemos unas infraestructuras tecnológicas adaptadas a lo que necesitamos y en constante evolución (en estas Jornadas me «toco pegarme» con miro, una herramienta colaborativa con mucho potencial). Invertir en tecnología de forma óptima es fundamental para poder estar a lo que tienes que estar cuando es el momento de trabajar.

En definitiva, muchas cosas dependían de nosotros. De hecho, muchas más de las que no lo hacían. Por ejemplo, lo que dependía de nosotros fueron cosas como el grado de enfoque, el trabajo previo y propio en las Jornadas, la puntualidad para respetar los horarios de comienzo y finalización de las sesiones, aprovechar los descansos, participar proactivamente,…

Para concluir…

En mi opinión, todos hemos quedamos muy satisfechos de lo bien que han salido las Jornadas, tanto por su resultado como por cómo fluyeron.

Estas Jornadas han puesto a prueba, de nuevo, nuestra aspiración para continuar avanzando hacia un modelo de excelencia y mejora continua. 

Te animo a que leas las crónicas de José Miguel, Laura, Marta, Sergio, Jordi y Paz. Estoy seguro de que, en cada una de ellas, encontrarás comentarios y reflexiones interesantes. 

Por último, como comenta José Miguel en su crónica, cuando pase esta situación con la COVID-19 nada será igual. Pero sin duda en OPTIMA LAB trabajaremos para estar preparados y construir ese nuevo camino mientras esta situación continúe y, también, cuando termine.

Y lo haremos, siempre, ocupándonos de lo que depende de nosotros.

XIV Jornadas OPTIMA LAB: Creando el futuro

XIV Jornadas de Innovación OPTIMA LAB

“La mejor manera de predecir el futuro es crearlo”. Peter Drucker

A mediados de diciembre celebramos las XIV Jornadas de Innovación OPTIMA LAB. Todo un clásico a estas alturas y que, de alguna manera, marca un sello de distinción de las muchas cosas que representa esta red.

Al igual que en las jornadas de septiembre, elegimos el pueblo de Navacerrada, en Madrid, para este «retiro» de tres días. Y lo hicimos de nuevo en el Euroforum Arcipreste de Hita.

Una de las cosas que más me gusta de estas jornadas es la oportunidad de romper con el día a día. Salir de tu entorno habitual siempre aporta una frescura que sienta muy bien.

Si, además, compartes el tiempo de trabajo y de ocio con buena gente como Laura, Marta, José Miguel, Paz, Sergio y Jordi, la experiencia es aún más enriquecedora.

Es increíble cómo la madurez de la red se va consolidando. Sí, aún hay (y habrá) cosas que se puedan mejorar, sin embargo los resultados hablan por sí mismos (José Miguel escribirá en su post sobre ello).

Estos resultados -que están superando las mejores expectativas que podíamos tener- llegan gracias al enorme trabajo, sacrificio y cariño que ponemos en todo lo que hacemos.

Una mejora continua y un espíritu crítico que nos ayudan a crecer como red y, al menos en mi caso, también personalmente con unos estándares de calidad que no había tenido oportunidad de aprender y desarrollar.

Son estos estándares los que hacen posible estar donde estamos. Son exigentes y ambiciosos para poder ofrecer lo mejor de nosotros a las organizaciones las personas con las que trabajamos ayudando a mejorar su efectividad y su vida.

OPTIMA LAB, más allá de ser una red productiva, es un conjunto de experiencias apasionantes de aprendizaje, de superación, de diversión, de relación… Y las jornadas consolidan todo ello en tres días.

OPTIMA LAB

Si tuviera que destacar sólo tres cosas de las muchas que me llevé al finalizar estas jornadas, serían las siguientes.

La primera, conocer en persona a Laura Sastre. Laura se incorpora a OPTIMA LAB para afrontar un reto apasionante del que muy pronto tendréis noticias. Me gustó de Laura su espontaneidad, alegría y energía que transmite. A pesar de ser sus primeras jornadas, daba la sensación de que llevaba con nosotros desde siempre.

La segunda, y que me encanta, es confirmar que la incorporación de Marta en septiembre fue todo un acierto. Además de su asentamiento en la dinámica de la red, no deja de sorprenderme su aportación durante las jornadas en todos los sentidos.

La tercera cosa que me gustaría destacar es la capacidad y calidad humana de toda la red para afrontar los errores como verdaderas oportunidades de aprendizaje y mejora. Esto es algo que se dice mucho por ahí fuera y que, en mi experiencia, pocas veces se lleva realmente a cabo.

En esa línea, durante el segundo día, dedicamos buena parte de la tarde a analizar mejoras en algunos procesos internos para hacerlos más efectivos. La experiencia fue muy enriquecedora para todos gracias a un análisis «post-mortem» que me resultó especialmente útil y que creo que puede ser interesante incorporar regularmente.

El ritmo de las jornadas fue muy intenso y cada vez es más «natural». Ahora tengo la sensación de las cosas fluyen, apoyándonos en los tableros de «Trello» que preparamos los días previos, sin echar el freno de mano (ya oigo las risas de algunas…).

Me lo pasé muy bien. Tanto durante las horas de trabajo como durante los desayunos, breaks y cenas (igual habría que rebautizar el nombre de las jornadas a algo así como «Jornadas Gastronómicas OPTIMA LAB»). Me reí mucho y se rieron mucho de mí conmigo y algunas de mis «experiencias de vida». Cuando hay confianza… 😉

También quería dar las gracias a Iris, responsable del reportaje fotográfico que acompaña este post, y que nos acompañó durante todo un día aguantando a estos frikis hablando sin parar sobre #efectividad.

Para terminar, os dejo un enlace a un vídeo que resume perfectamente lo que vivimos durante esos días.

El vídeo habla por sí mismo, pero aún así no os perdáis las crónicas que han publicado Laura y Marta, y las que publicarán Sergio, Jordi, Paz y José Miguel en los próximos días.

¡Muchas gracias a todos por compartir estos días y por la experiencia de seguir avanzando juntos!

PD: Marta, mantengo en la incubadora ese proyecto de autoescuela que solo tú y yo entendemos…

Efectividad y trabajo: claves para el siglo XXI

El próximo miércoles 20 de noviembre, de 9:00 a 13:00, facilitaré una sesión de trabajo bajo el título «Efectividad y trabajo: claves para el siglo XXI», como parte del programa de formación de la Cámara Oficial Española de Comercio de Chile.

Lucy Delgado, coordinadora de proyectos de la Cámara, contactó conmigo hace un año y me propuso la idea de comenzar una serie de colaboraciones con el objetivo de dar a conocer las últimas tendencias en mejora de la productividad personal.

Será nuestra tercera colaboración desde entonces, la cual me hace especial ilusión por enmarcarse dentro de la celebración del centenario de la Cámara de Comercio, bajo el lema «Mirando hacia el futuro».

Siempre es un placer trabajar con Lucy y su equipo, preocupadas por ayudar a mejorar a personas y organizaciones. Esto es algo firmemente alineado con mi propósito y es una de las principales razones por las que que comencé mi nueva etapa profesional.

En esta sesión de trabajo, abordaremos diferentes temas relacionados con la mejora de la efectividad. Comenzaremos viendo la relación entre la efectividad y el trabajo del conocimiento, cómo ha evolucionado el concepto de productividad en las últimas décadas, y cómo afrontar los nuevos retos que aparecen en el trabajo del conocimiento.

También veremos la relación entre hábitos, creencias y comportamientos, así como los diferentes avances que ha facilitado la neurociencia para mejorar nuestra efectividad en los últimos años.

Por último, veremos la necesidad de trabajar con métodos innovadores, como GTD®, para mejorar nuestra efectividad dejando atrás técnicas obsoletas de gestión del tiempo y otras excusas.

Estoy convencido de que disfrutaremos mucho de esta sesión y, como siempre, agradecer al equipo de la Cámara de Comercio esta nueva oportunidad de aprender juntos.

Formación GTD® oficial: la sencillez como feedback

Los pasados 7 y 8 de octubre tuve la oportunidad de facilitar la séptima edición de la formación GTD® oficial de Nivel 1.

Las plazas se agotaron rápidamente, lo que nos ha llevado a convocar una nueva edición para seguir atendiendo las peticiones que seguimos recibiendo día tras día. Esta nueva sesión será en Madrid los días 18 y 19 de noviembre.

Al facilitar una formación en abierto me gusta reflexionar sobre la experiencia porque siempre hay algo que destacar. En esta ocasión fue el feedback recibido sobre la sencillez de la metodología.

Esta sencillez es algo que ya vivimos quienes llevamos usando GTD® desde hace años. También sabemos que por diversos motivos, en ocasiones, hay gente que percibe lo contrario.

Sin embargo, es innecesario entrar a debatir que GTD® es un método sencillo que ayuda a mejorar la vida de las personas. Si en algún momento GTD® te da sensación de complejidad es porque lo estás usando mal.

En esta formación, la mayoría de los participantes ya había tenido contacto, de un modo u otro, con GTD®. También asistieron personas «por recomendación», sin conocer nada sobre la metodología.

Formamos un grupo muy participativo y ameno, donde resultó especialmente enriquecedora la oportunidad para exponer casos particulares, dudas y aclarar conceptos.

Tanto las personas que ya conocían el método como las que no, pudieron confirmar, en algún caso incluso con sorpresa, la sencillez con la que GTD® da respuesta a cualquier tipo de situación.

Para mi es muy gratificante poder seguir ayudando a las personas a mejorar de la mano de GTD®.

Sobre esta formación en particular, también me gustaría destacar la suerte que tuvimos de contar con Gabi López como participante en el curso. Gabi, usando técnicas de Graphic Recording, nos regaló un sorprendente gráfico con las principales ideas y conceptos transmitidos durante el curso.

Muchas gracias Gabi, por recoger de forma tan visual la sencillez de GTD® .

A la vista de los resultados y el feedback que obtenemos de forma recurrente en nuestras formaciones, me reafirmo en que GTD® es un método sencillo que ayuda a gestionar tu vida. Algo imprescindible a día de hoy.

¿Te animas a comprobarlo? 😉

XIII Jornadas OPTIMA LAB: la adaptación como proceso efectivo

Lunes 9 de septiembre de 2019. Primer día de colegio para muchos (niños incluidos). Tras acompañar a los míos, afortunadamente sin trauma alguno (tampoco para los padres), vuelvo a casa para prepararme.

Empiezan las XIII Jornadas de Innovación de OPTIMA LAB, casi nada. Trece ediciones desde aquel 2014.

Aún me quedan cosas por hacer antes de salir para buscar a Jordi, que viene de Barcelona, a la estación de Las Rozas.

Tras mandar unos emails y enviar propuestas comerciales con vistas ya al año que viene, preparo la mochila con todo lo necesario y hago la maleta. Van a ser unas jornadas de mucho «hacer».

Sobre las 12:00, recojo a Jordi y salimos rumbo al Hotel Euroforum Arcipreste de Hita, en Navacerrada, donde vamos a pasar los próximos tres días. Aprovechamos el trayecto para ponemos al día en asuntos familiares y arreglar el mundo… nos faltó sólo media hora para conseguirlo.

Al llegar a Navacerrada nos esperaba Sergio, que venía de Gijón. Nos saludamos, echamos unas risas y esperamos a Marta, Paz y José Miguel, disfrutando de las espectaculares vistas hacia el pueblo de Navacerrada y su embalse.

Una vez instalados, cogimos fuerzas con un finger lunch «ligerito» e inmediatamente nos pusimos manos a la obra. Ganas por empezar cuanto antes.

Aprendiendo sobre nosotros

Comenzamos «poniendo» a prueba a Sergio, que recientemente obtuvo su practitioner en la metodología de Roles de Belbin (vaya año que has tenido compañero…) y preparó un detallado trabajo sobre los diferentes roles que tenemos en OPTIMA LAB.

La puesta en común de las conclusiones y el debate posterior, nos ayudó a aplicar algunos cambios de funcionamiento interno. Cambios, como siempre, orientados a mejorar la efectividad.

Dentro de lo más relevante, Jordi ayudará en la coordinación global del buen número proyectos internos y áreas de responsabilidad que tenemos en la red. Por su parte Sergio, irá aportando sus cualidades de finalización en diferentes aspectos.

Otro aspecto muy práctico que revisamos fueron los resultados individuales del Cognitive Preference Survey, orientado a conocer mejor nuestras aptitudes en el marco del aprendizaje.

Como siempre, el debate posterior y puesta en común nos ayudó a identificar ideas para mejorar la experiencia en aula, algo que nos «obsesiona» y que forma parte de nuestro ADN.

Por mi parte, identifiqué tres aspectos relevantes sobre los que trabajar: la observación, la escucha selectiva y el ritmo de comunicación. Personalmente, estoy bastante orgulloso de las mejoras que he realizado en el último año pero hay que seguir trabajando.

De la mano de Jordi, abrimos el debate sobre cómo mejorar el modelo de comunicación interna que usamos en OPTIMA LAB. Hace años que decidimos dejar de utilizar el email internamente, reemplazándolo por procesos y herramientas más efectivas.

También repasamos otros aspectos internos derivados de los cambios en los procesos de gestión de las formaciones, preparación de materiales o facturación.

En este bloque, aprovechamos para hablar sobre los estándares de OPTIMA LAB: nuestro «framework» de actuación en cuanto a valores, coherencia y actitud. Revisamos el estupendo trabajo realizado Paz sobre estos estándares que incluyen, además, las herramientas que utilizamos para optimizar nuestra efectividad como red.

Fin del primer día

Finalizamos la jornada sobre las 18:30 y prácticamente todos los nodos de la red decidimos hacer un poco de ejercicio para desconectar.

José Miguel lanzó la idea de hacer algo de actividad física al finalizar cada día y fue muy bien recibida por algunos «entusiastas».

Tras gestionar varias solicitudes de inscripción para el VIII curso en abierto de formación GTD® oficial, me calcé mis zapatillas para salir con Marta a correr por la zona del valle de La Barranca. La carrera finalmente quedó en paseo, que aprovechamos para disfrutar de unas vistas espectaculares.

Ya de vuelta, nos preparamos para bajar a cenar al pueblo. Optamos por la comida italiana del restaurante Rompicapo, un lugar acogedor, con un gran servicio y una cocina «abierta al reto» que lanzaron Paz, Marta y JM de preparar «la comida italiana más picante del mundo».

Muchas risas, confidencias y situaciones divertidas de la mano, entre otras cosas, de las anécdotas universitarias de Marta. Desde ahora, OPTIMA LAB siempre llevará en su corazón a «el gerente»… nosotros nos entendemos 😉

Segundo día

Comenzamos temprano, como suele ser habitual. Yo baje un poco antes a la sala para prepararla y trabajar un poco en mis cosas antes de desayunar.

Buen ritmo de trabajo tratando varios temas relacionados con desarrollo de negocio, operaciones, ventas y delivery.

El uso de los tableros de Trello nos ayuda a movernos con flexibilidad en este tipo de reuniones en las que cada minuto, cuenta. Sí, se quedan cosas sin hacer, pero sabemos y elegimos qué es lo que se queda sin hacer 😉

Por la tarde contamos con un taller de 5S Digitales, de la mano del maestro Julen Iturbe y Venan Llona. Muchas gracias a ambos por vuestra artesanía y, en especial a Julen por estar ahí a pesar de esa afonía.

5S Digitales plantea soluciones sencillas y aplicables, tanto al plano personal como profesional, para organizar y relacionarnos de forma más óptima con el complejo entorno digital.

Se trata de una metodología completamente flexible y potente que ayudaría a muchas personas y organizaciones a dejar de perder tiempo gracias al desarrollo de acciones y procesos digitales sencillos.

Aunque muchos de los conceptos que vimos en el taller ya los aplicamos en OPTIMA LAB, seguro que nos ayudará a reflexionar de cara a nuevos cambios y futuras mejoras.

Personalmente, me lleve ideas que comencé a aplicar durante el propio taller, otras voy a incubarlas y algunas las plantearé para aplicar en casa (creo que ya tengo candidato para el rol «5S owner» en casa).

Al finalizar este segundo día, la lluvia nos impidió salir a disfrutar del entorno como el día anterior. Así que aproveché para hacer algo de ejercicio en la habitación y meditar un rato antes de irnos a cenar.

Bajamos de nuevo al pueblo y esta vez, el lugar elegido fue el restaurante La Almadraba. Nos acompañaron Venan y Julen, a quien «apartamos» para evitarle el sufrimiento de forzar la voz en la conversación 😉  Eso sí, estuvo bien entretenido degustando los paquetitos de picos que nos sirvieron. Es lo que tienen los maestros…

La cena fue muy divertida. Me quedó claro, gracias a Marta, que mi habilidad para hacer selfies es, literalmente, lamentable. Por suerte, nos dio un buenos consejos de cómo mejorarlos… Veremos.

Tercer día: innovando en la experiencia de aprendizaje

Tras despedirnos de Julen y Venan después del desayuno, volvimos a nuestra sala para afrontar las últimas cuatro horas de trabajo.

Buena parte de la mañana la dedicamos a la innovación para mejorar la experiencia de aprendizaje de nuestros clientes.

Jordi expuso los cambios que vamos a introducir en las próximas versiones de nuestras formaciones de Nivel 1 de GTD®. Estos cambios están orientados a mejorar la experiencia en aula y facilitar el acompañamiento posterior gracias a un completo programa de refuerzo del aprendizaje, que contará con herramientas innovadoras y potentes.

Este enfoque, junto a los módulos online que lanzamos antes del verano, garantizan el éxito de mejorar la efectividad personal con GTD® a cualquier persona suficientemente comprometida.

Terminamos el tercer día con la exposición de nuestras reflexiones personales sobre las propias jornadas, el futuro de la red y del negocio.

Reflexiones y cierre

OPTIMA LAB se ha convertido en el referente en efectividad gracias al trabajo realizado durante todos estos años, y así nos lo dicen nuestros clientes.

Los resultados que estamos consiguiendo son consecuencia de perseguir e insistir en nuestro propósito y de aplicar nuestro modelo de negocio: hacer bien las cosas correctas.

El objetivo para este curso que empieza es ambicioso y retador. Trabajando desde los principios que nos han traído aquí, aprendiendo de los errores y potenciando las fortalezas que tenemos, seguro que lo conseguiremos.

Y para finalizar, aprovecho para dar las gracias a Paz por la estupenda organización de estas Jornadas. Mención especial para Marta, por todo lo que ha aportado en su debut y por «facilitarme» el hilo musical en la habitación. Y también a Jordi, Sergio y José Miguel por los buenos momentos que hemos pasado.

¡Nos vemos en las siguientes!