Piedras sobre cesped haciendo un camino

El obstáculo es el camino… también en GTD®

«Mientras es cierto que alguien puede impedir tus acciones, es también cierto que no pueden impedir tus intenciones o actitudes». Marco Aurelio

«El obstáculo es el camino» es una expresión atribuida a Marco Aurelio, uno de los máximos exponentes de la filosofía estoica.

Cualquier proceso de aprendizaje y de desarrollo competencial presenta dificultades.

Por ejemplo, en mi caso aprender a conducir fue un camino lleno de obstáculos: no me gustaba ni lo necesitaba, me generaba estrés, tensión,…

Fue difícil —más que difícil, fue lento— pero los beneficios de tener carnet de conducir han merecido la pena (no te rías, Marta).

Me ocurre algo parecido con el deporte. Reconozco que también me cuesta: pereza, falta de claridad, otras prioridades, achaques de la edad,… Tengo obstáculos para elegir, pero cuando ese día «cumplo» con el entrenamiento me siento mucho mejor. Ha valido la pena.

¿Dónde quiero llegar?

Con estos dos ejemplos de andar por casa, lo que quiero comentarte es que cualquier resultado que quieras conseguir y que merezca la pena te va a suponer esfuerzo.

Desde aprender un idioma, tocar un instrumento, desarrollar una competencia o mejorar cualquier aspecto de tu vida.

Uno de significados que tiene para mi la frase «el obstáculo es el camino» está relacionado con lo anterior.

Si estás haciendo algo en lo que sientes incomodidad, dificultad o que, simplemente, te supone esfuerzo, es muy probable que sea porque estás haciendo algo que no haces habitualmente.

Y si es algo que no haces habitualmente, de alguna manera estás en un proceso de aprendizaje.

El obstáculo es el camino… también en GTD®

Es posible que cuando te acerques por primera vez a GTD® tengas la sensación de que es difícil ponerlo en marcha.

En mi caso no fue así. Quizás por mi acercamiento tranquilo, sin prisas y porque sabía que tenía que estar abierto a evaluar nuevas formas de hacer las cosas.

Pero sí es cierto,  por el feedback que suelo recibir en los cursos de formación oficial de GTD® que facilito, que hay personas que identifican cierta proporcionalidad entre la potencia de GTD® y las dudas de cómo ponerlo en marcha.

Y en el 100% de los casos, esa duda se percibe no sobre la metodología en sí, que es sencilla, sino en cómo cambiar e integrar los nuevos comportamientos en la vida.

Esto es completamente normal porque somos animales de costumbres. ¿A quién no le supondría esfuerzo comenzar a trabajar y gestionar su vida de una manera más efectiva y diferente a cómo lo hacía hasta ahora?

Para mejorar tu organización, tu enfoque, la gestión de las interrupciones, el control de tus proyectos, dejar espacio para tu vida personal…, en definitiva, para mejorar tu efectividad vas a tener que hacer cosas diferentes.

Y esas cosas, unas veces te supondrán esfuerzo y superación. Forma parte de juego.

El camino para aprender a mejorar tu organización personal y reducir el estrés, está plagado de obstáculos. Pero eso ya lo sabes.

Si eres consciente de ello, tendrás una buena ventaja para recorrer con éxito el camino de GTD®. ¿Alguna vez te has encontrado ante estos «obstáculos»?

  • ¿Te cuesta aclarar?
  • ¿Te sientes torpe usando tu nuevo sistema GTD®?
  • ¿Piensas que es no merece la pena invertir tiempo en aclarar?
  • ¿Crees que tienes que estar pendiente del email todo el tiempo?
  • ¿Te cuesta decir «no»?
  • ¿Quieres resultado inmediatos?
  • ¿Buscas la perfección?

Bueno, podría poner muchos ejemplos pero estos y muchos más han pasado por tu cabeza si has empezado con GTD®.

Conclusión

Te encontraras con obstáculos en el camino para aprender y dominar GTD®. Cuando avances y pases por encima de uno, aparecerá otro, y otro… Sigue adelante.

El aprendizaje consiste en eso. Superar obstáculos, aprender de los errores y afrontar el siguiente obstáculo con más experiencia y energía.

Encontrar obstáculos en tu aprendizaje es una gran señal. Te indica que estás avanzando, que no estás estático. Te da la oportunidad de mejorar y superarte.

Si estás usando GTD® y en el camino no encuentras obstáculos, es muy probable que no estés aplicando GTD®. Porque el obstáculo es el camino.

¿Cual ha sido o es tu principal obstáculo en el camino para aprender GTD®?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.