Archivo de la etiqueta: formación GTD oficial

Formación GTD® oficial: la sencillez como feedback

Los pasados 7 y 8 de octubre tuve la oportunidad de facilitar la séptima edición de la formación GTD® oficial de Nivel 1.

Las plazas se agotaron rápidamente, lo que nos ha llevado a convocar una nueva edición para seguir atendiendo las peticiones que seguimos recibiendo día tras día. Esta nueva sesión será en Madrid los días 18 y 19 de noviembre.

Al facilitar una formación en abierto me gusta reflexionar sobre la experiencia porque siempre hay algo que destacar. En esta ocasión fue el feedback recibido sobre la sencillez de la metodología.

Esta sencillez es algo que ya vivimos quienes llevamos usando GTD® desde hace años. También sabemos que por diversos motivos, en ocasiones, hay gente que percibe lo contrario.

Sin embargo, es innecesario entrar a debatir que GTD® es un método sencillo que ayuda a mejorar la vida de las personas. Si en algún momento GTD® te da sensación de complejidad es porque lo estás usando mal.

En esta formación, la mayoría de los participantes ya había tenido contacto, de un modo u otro, con GTD®. También asistieron personas «por recomendación», sin conocer nada sobre la metodología.

Formamos un grupo muy participativo y ameno, donde resultó especialmente enriquecedora la oportunidad para exponer casos particulares, dudas y aclarar conceptos.

Tanto las personas que ya conocían el método como las que no, pudieron confirmar, en algún caso incluso con sorpresa, la sencillez con la que GTD® da respuesta a cualquier tipo de situación.

Para mi es muy gratificante poder seguir ayudando a las personas a mejorar de la mano de GTD®.

Sobre esta formación en particular, también me gustaría destacar la suerte que tuvimos de contar con Gabi López como participante en el curso. Gabi, usando técnicas de Graphic Recording, nos regaló un sorprendente gráfico con las principales ideas y conceptos transmitidos durante el curso.

Muchas gracias Gabi, por recoger de forma tan visual la sencillez de GTD® .

A la vista de los resultados y el feedback que obtenemos de forma recurrente en nuestras formaciones, me reafirmo en que GTD® es un método sencillo que ayuda a gestionar tu vida. Algo imprescindible a día de hoy.

¿Te animas a comprobarlo? 😉

Un año facilitando formación GTD® oficial en abierto

1 año de formación GTD oficial en abierto

Dentro de pocos días se cumplirá un año del primer curso abierto de formación GTD® oficial celebrado en España. Es increíble cómo pasa el tiempo.

Desde entonces hemos celebrado cuatro cursos abiertos, el doble de los inicialmente previstos. Además, ya tenemos convocado, para el 3 y 4 de junio, la quinta edición en Madrid.

De nuevo tendré la oportunidad de compartir dos días intensos de aprendizaje, trabajo y buenos momentos con personas interesadas en mejorar su efectividad con GTD®.

Es un placer trabajar con personas que quieren aprender a trabajar de una nueva forma y son conscientes de que ese aprendizaje implica un esfuerzo tan real como reconfortante.

Un esfuerzo real porque desarrollar una competencia como la efectividad personal implica compromiso.

Un compromiso firme y afianzado en la necesidad de cambiar para poder conseguir resultados mejores de los que tienes ahora. Recuerda que la manera de alcanzar resultados diferentes es haciendo cosas diferentes.

Mejorar tu efectividad personal es también muy reconfortante, porque desde el primer momento en el que aplicas esos nuevos comportamientos, sientes que algo cambia y, en ese momento, ya sabes que estás en el camino adecuado.

No quiero decir que sea inmediato. Recorrer cualquier camino requiere tiempo y aprender es un camino.

Lo mejor es que, en cuanto te pones en movimiento, dejas de estar donde estabas. Y eso es ya un primer avance de los muchos que conseguirás si sigues adelante.

Una de las cosas más gratificantes a nivel personal que me llevo de cada curso de formación GTD® que facilito es la continuidad de las personas que participan en la formación. Continúan porque les funciona, y eso demuestra que GTD® es tremendamente útil y necesario.

Como decía recientemente una persona que asistió a uno de nuestros cursos abiertos, si te lo tomas en serio, GTD® te cambia la vida.

Y yo estaré allí para ayudarte todo lo que pueda a conseguirlo. Para mí es toda una satisfacción formar parte de ello.

¿Te animas?

IV Curso Abierto de Formación GTD® oficial: Tomando el control

Los pasados 28 y 29 de enero celebramos el IV curso abierto de formación GTD® oficial en Madrid.

Una iniciativa que comenzamos el año pasado y va camino, como muchas de las cosas que hacemos en OPTIMA LAB, de convertirse en tendencia.

Fue un día y medio en el que tuve la oportunidad de compartir experiencias, buenas prácticas, errores y soluciones aplicables en el día a día sobre la metodología GTD®.

Como en anteriores ediciones, asistieron personas de diferentes perfiles dando lugar a un grupo muy diverso.

Personas del ámbito de la gran empresa, de la pyme, profesionales independientes y empresarios, representando a un buen número de sectores: tecnológico, alimentario, cultural, legal, sanitario, bancario,…

Una diversidad que viene a confirmar que la efectividad personal es competencia transversal necesaria para cualquier profesional, independientemente de su perfil o sector.

Invertir y apostar por el desarrollo y el aprendizaje es una actitud clave para cualquier persona que pretenda mejorar su nivel de empleabilidad en este complicado y cambiante entorno profesional en el que estamos.

No obstante hay personas que, erróneamente, consideran la opción de esperar a que las cosas cambien por sí solas.

Esperan que mejore el sector en el que trabajan, que cambie su empresa, su jefa o sus clientes,… Esa opción es respetable, pero ridícula, si lo que buscan es mejorar de verdad y conseguir resultados sostenibles.

Si piensas que tus opciones de mejora pasan por esperar a que cambie lo que no te gusta de tu entorno, lo siento, pero vas mal. Te deseo suerte, porque la vas a necesitar.

Sin embargo, si comienzas por tomar conciencia de qué puedes hacer tú para mejorar tu situación, estarás en el camino correcto.

Y esto es válido para cualquier aspecto que quieras mejorar: tu manera de organizarte, tu situación personal o profesional, tu forma de trabajar, tu efectividad…

Obviamente tendrás que moverte y tomar decisiones. Algunas serán más fáciles y otras más difíciles. Pero tendrás que actuar.

Conseguir resultados requiere de esfuerzo. Eso ya lo sabes. La cuestión es saber si tienes el compromiso de hacerlo.

¿Te identificas con alguna de estas situaciones?:

  • ¿Desconoces todos los temas pendientes que tienes entre manos?
  • ¿Te desborda tu situación actual?
  • ¿Eres consciente de lo que has dejado sin hacer que deberías haber hecho?
  • ¿Tienes más cosas para hacer que tiempo para hacerlas?
  • ¿Estás constantemente apagando fuegos?
  • ¿Tienes la sensación de que no avanzas en el día a día?
  • ¿Has descuidado tu vida personal? ¿Tu ocio? ¿Prestas menos atención a tu familia de lo que te gustaría?…

Podría continuar, pero seguro que te identificas con más de una. Las personas con las que hemos trabajado en nuestros cursos y talleres se han sentido así en algún momento. ¡Yo también!

Son situaciones poco agradables y que todos queremos evitar. Afortunadamente, la solución existe y queda muy lejos de quejarse y resignarse a continuar así.

En el fondo, sabes que el entorno en el que vives es como es, e incluso puede ir a peor. Así que sólo puedes hacer una cosa: tomar el control y centrarte en lo que puedes hacer.

Toma las riendas, plántate y di: «¡Hasta aquí hemos llegado!».

Si apuestas por ti y por mejorar tu efectividad personal, obtendrás resultados. Puede que en ocasiones no sean tan rápidos como te gustaría, pero es cuestión de avanzar poco a poco.

Tendrás que aprender una manera diferente de hacer las cosas, tener paciencia y mantener tu motivación.

Muchas personas ya hemos pasado por esa situación y tienes ayuda para conseguir esa mejora que tanto necesitas. Como decía uno de los participantes en este último curso: «Ya no tengo excusas, depende de mí».

Por eso, cuando te animes, ya sabes donde nos tienes. Te esperamos 😉

GTD®: Cuestión de práctica

GTD cuestión de práctica

Como muchas de las habilidades que puedes aprender, GTD® es cuestión de práctica.

La mayoría de personas que toman contacto por primera vez con GTD® identifican la potencia del método y entienden su propuesta global para conseguir de manera sostenida sensación de control sobre sus asuntos, ganar perspectiva y adaptarse con efectividad al entorno cambiante en el que vivimos.

¿Es GTD® algo válido para todas las personas? Mi respuesta a esta pregunta es siempre afirmativa, especialmente para aquellas que están dispuestas a ponerlo en práctica.

Porque aprender GTD® es algo eminentemente experiencial.

Comprender adecuadamente los fundamentos es clave y la práctica diaria es imprescindible. En el fondo, GTD® consiste en desarrollar determinados hábitos al alcance de cualquier persona.

Cuestión de práctica: ensayo y error. Repetir una y otra vez, incorporando los aprendizajes y lo que ha funcionado. Toma de conciencia y vuelta a la carga. Esfuerzos que se ven recompensados en el corto, en el medio y en el largo plazo.

Tú ya sabes que es imposible aprender a nadar, conducir, hablar un nuevo idioma o tocar un instrumento, por poner algunos ejemplos, quedándote en la parte teórica.  

Aprender GTD® es similar al aprendizaje de cualquier habilidad que implique a tu mente y sabes, por experiencia, que la práctica es necesaria. Más aún si lo que tienes que hacer, también, es desaprender malos hábitos que llevas haciendo desde hace tiempo.

Si ves la utilidad de GTD®, quieres aprender a tener sensación de control sobre tus asuntos, trabajar con enfoque y ganar perspectiva, te animo a que te pongas manos a la obra. Porque tú ya sabes que GTD® es, fundamentalmente, cuestión de práctica.